Curso MOOC gratis de Técnicas de Creatividad

Desde que nos levantamos por la mañana y tomamos decisiones como, qué ponernos, cómo saludar al jefe, que coche o que casa quiero comprarme o por ejemplo que curso online voy a seleccionar para invertir parte de mi tiempo, la vida nos ofrece una serie de retos que podemos entender como problemas, la creatividad a veces entendida sólo como un coto artístico o científico, por medio de una serie de técnicas nos puede permitir tomar decisiones con respecto a estos problemas con más información, con más recursos y por lo tanto con más seguridad.

Precisamente lo que se va a hacer en este curso es tratar de ahondar en el concepto de creatividad, también de barreras a la creatividad, y por último analizar una serie de técnicas que nos pueden permitir si todo va bien ser más creativos.

En primer lugar en el curso se va a abordar lo que es la creatividad y se va a hablar de los factores que pueden influir en ella y de otros conceptos relacionados como pueden ser la innovación y el espíritu emprendedor. Se va tratar también de entender mejor lo que es la creatividad, y nos contestaremos a preguntas como por ejemplo, ¿Se puede aprender a ser más creativo?, ¿Qué características tienen las personas creativas?.

En el curso van a plantear problemas y cuando te pidan resolverlos, en muchas ocasiones te vas a encontrar bloqueado, la razón es que existen unas barreras a la creatividad, por lo que en el curso se trata de desmitificar esas barreras, conocerlas, para así tratar de evitarlas.

Por último se van a aprender técnicas para aumentar la creatividad, desde los 5 por qué´s de Toyota, pasando por el diagrama de fuerzas, el brainstorming o la tecnica de los seis sombreros. Con estas técnicas vas a ser capaz de definir mejor los problemas.

Temario del curso

  1. Presentación
  2. Introducción a la creatividad
  3. ¿Qué es la creatividad?
  4. Barreras a la creatividad
  5. Técnicas de Creatividad I: “Mirar de otra forma”
  6. Técnicas de Creatividad II: “Hacer visibles los pensamientos”
  7. Técnicas de Creatividad III: “Pensar más fluidamente”
  8. Técnicas de Creatividad IV: “Buscar nuevas combinaciones”

 

Hablemos un poco más sobre qué es la creatividad

La creatividad (o también ingenio) es un neologismo procedente de la palabra inglesa creativity. Es la capacidad de la mente para asociar ideas de manera nueva o inventar objetos y soluciones originales a los problemas a los que se enfrenta.

La creatividad se asocia con la imaginación y el pensamiento divergente, ya que a menudo surge la duda, de replantear un asunto desde diferentes ángulos, en un proceso donde intervienen la intuición y la memoria. El psicoanálisis sostiene que se nutre de los conocimientos del inconsciente, que desbloquea imágenes, ideas o experiencias pasadas para hacer frente al presente de una forma que no es la usual, la aprobada por el superyó normativo.

Se cree que el área del cerebro donde está la creatividad es el hemisferio derecho, por lo tanto las personas zurdas serían más creativas. También se ha postulado que, como solución diferente, es un tipo de inteligencia. Los estudios empíricos, sin embargo, no han probado ninguna relación directa entre ser zurdo o tener un mayor coeficiente y ser más creativo. Determinados psicólogos aducen que, teniendo en cuenta las inteligencias múltiples de Howard Gardner, la creatividad no está ligada al coeficiente ordinario pero sí sería un síntoma de inteligencia, llamada fluida o flexible.

Técnicas para aumentar la creatividad

La creatividad pasa por varias fases. En una primera se plantea la cuestión de manera lógica y se recogen los datos disponibles. Cuando éstas no permiten llegar a una solución satisfactoria, el cerebro activa una segunda fase, donde busca mecanismos diferentes para abordar el problema. Esta fase puede ser larga en el tiempo y con frecuencia el problema queda almacenado en el subconsciente. Se produce entonces lo que metafóricamente se llama iluminación, donde el cerebro encuentra una alternativa antes no pensada. Entonces la somete a crítica de manera consciente. Esta fase provoca euforia en el individuo, que siente autorrealización y ganas de poner a prueba su idea (si se aplica realmente entonces se habla de innovación). Autores como Graham Wallas expanden estas fases hasta cinco, pero respetando el esquema básico.

En realidad parece que la creatividad engloba diferentes procesos mentales, que son los mismos que intervienen en el caso de la metáfora o el sueño. Estos procesos influyen también en el humor, por eso muchas personas creativas tienen altibajos emocionales frecuentes o incluso problemas de salud mental.

Tipos de creatividad

La creatividad tiene varias caras, sobre todo teniendo en cuenta donde se manifiesta. La creatividad científica es propia de los investigadores y creadores de teoría (la popular imagen del científico que llama “Eureka!” Sería una plasmación gráfica, o la manzana de Isaac Newton). También existe la creatividad artística, propia de literatos, pintores, músicos, cineastas … Finalmente, la creatividad práctica o estratégica que a veces se ha llamado ingenio.

Las empresas buscan gente con creatividad para adelantarse al competidor, ya que la novedad es un valor en el mercado contemporáneo por ella misma, a diferencia de otras épocas donde el preciado era la imitación exacta de la tradición. Por eso en muchos publicitarios se les llama creativos.

Personalidad creativa

Hay personas con más creatividad innata que otras, si bien es una facultad que se puede entrenar. Las personas creativas suelen tener una serie de rasgos en común:

  • Tienden a buscar momentos de soledad y son más introvertidas que la media
  • No hacen tanto caso a los prejuicios sociales
  • Están más abiertos a manifestar y explorar la emoción, son apasionadas
  • Son personas intuitivas
  • Buscan los problemas complejos, que ven como retos y no los dejan hasta resolverlos
  • Se pueden mostrar inconformes con la situación del mundo donde viven (los artistas, no los científicos)
  • Tienen un buen autoconcepto pero pueden caer más fácilmente en la frustración
  • Presentan gran capacidad de síntesis y abstracción
  • Están abiertas a la experiencia y al riesgo
  • Tienen capacidad de liderazgo

La creatividad no es una característica estática, por un lado porque se puede potenciar o reprimir, y por otro porque su manifestación depende en gran medida de factores ajenos, que pueden provocar bloqueos o alterar el estado de ánimo.

Hay ciertas actividades, la práctica regular de las que fomenta la creatividad. Serían la lectura, la alteración de la conciencia (para tomar alguna droga o por la desconexión temporal que hace el cerebro en una situación de baja tensión y monotonía), la asociación libre de ideas o imágenes en listados o lluvias de ideas , la repetición de mantras, romper conscientemente una rutina …

En cambio hay circunstancias que bloquean o inhiben la creatividad, como el excesivo racionalismo, la falta de confianza en uno mismo, el acercamiento superficial repetido de los problemas, la ausencia de motivación o el miedo a la reacción de los demás

No hay un test estándar para medir la creatividad. Normalmente se usa la observación (mirar si se dan en el individuo las características propias del ser creativo y el producto de su trabajo) y aproximaciones a la personalidad.

También se pone al sujeto ante situaciones provocadas por estimular el pensamiento divergente. Los ejemplos clásicos serían hacerle dibujar algo (por huir del modelo de la casa escolar), continuar una historia, buscar rasgos comunes en objetos muy diferentes, intentar usar un utensilio cotidiano de una manera nueva o generar consecuencias posibles de eventos alejados de la norma.

La creatividad, cuando se aplica a un nuevo concepto u objeto, puede registrarse (patente) y entonces disfruta de los derechos de propiedad intelectual. Este término es relativamente nuevo en la historia, ya que en el pasado no se consideraba importante proteger las invenciones, sino que se consideraban parte de la comunidad (incluso en épocas como la Edad Media, los artistas eran anónimos, ya que el contrario era un pecado de orgullo).

Algunas culturas, como las orientales, creen que la creatividad es una facultad divina (porque está emparentada semánticamente y en efecto a la Creación de los dioses) y por tanto su ejercicio tiene un aura sagrada. Los creyentes intentan fomentarla y ejercitar las artes para acercarse a la divinidad.

Este concepto también estaba extendido en la época clásica, los griegos (y los romanos después) creían en las musas como presencia divina que poseía el cuerpo del artista provocandole creatividad. Por eso las invocaban a comienzos de los poemas. La figura retórica perduró durante los siglos posteriores, especialmente durante el romanticismo (donde se ataba a la idea de genio).

Cursos gratis por email

Suscríbete y te enviaremos los nuevos cursos a tu correo

One Response

  1. Andrés 23 Agosto, 2016

Comentar el curso gratis